El estrés es un padecimiento muy común en el ámbito laboral, para combatirlo existen diferentes técnicas, como realizar ejercicios físicos y de recreación, evitar situaciones que causen estrés, planificar las actividades diarias, mantener una dieta saludable y conservar un clima cálido durante el almuerzo, dichas acciones se han ido efectuando con más vigor a través de los años pero ¿Por qué no hacer de la oficia un espacio diferente donde los empleados se sientan a gusto como si estuvieran en casa?

Si buscas personal productivo, que labore bajo presión y que no pierda la cabeza al final del día, deberías implementar el Marketing Olfativo en tu lugar de trabajo, pues ciertas fragancias pueden conseguir que tú y tus compañeros de oficina, lleguen a un nivel proactivo y relajado.

Estudios han demostrado que aromas como el limón, excitruss, pomelo, té verde, vainilla pompona y explosión de frescor, ayudan a reducir el estrés, la fatiga y logran aumentar la concentración de los trabajadores, pues en un estado de relajación logran sus tareas con mayor grado de productividad.

Un buen aroma puede llegar a transmitir tranquilidad y mejorar el estado de ánimo, en Dulce Olor estudiamos, desarrollamos y aplicamos olores para influenciar de forma positiva el rendimiento de una persona; por otro lado si es una oficina en la cual también ofrecen atención al cliente, los aromas varían según su público externo, sin embargo en ambos casos lo que se busca es que tanto el personal como el usuario sientan una experiencia autentica.

Recuerda, antes de invadir tu oficina con olores raros, debes saber qué resultados puedes provocar; sobre todo si puede afectar a tus empleados o a los clientes que entran y salen. La idea es plasmar en el subconsciente del individúo un aroma agradable que le permita olvidar el estrés de afuera.